La mejor ubicación para el negocio para solicitar la actividad

    En SINGEMED, hemos participado en la redacción de multitud de proyectos para obtener la licencia de actividad de un negocio: pequeños comercios, industria, clubes y asociaciones, etc., y en la práctica totalidad de ellos, observamos que un aspecto fundamental para evitar costes es elegir la mejor ubicación para el negocio para solicitar la actividad.

    Somos conscientes de que un emprendedor que arranca su proyecto o un empresario consolidado que quiere ampliar o cambiar sus instalaciones, en ocasiones se “enamora” de un sitio por distintos motivos: alquiler o hipoteca asequible, cercanía a la vivienda habitual, clientes y/o proveedores cercanos, etc., sin embargo, y en función de como se encuentra el emplazamiento puede resultar que no sea la mejor ubicación para el negocio por diversos motivos y que se tomen decisiones precipitadas antes de comenzar con el proyecto correspondiente para solicitar la actividad.

    Pero, ¿qué factores pueden determinar la mejor ubicación para el negocio para solicitar la actividad?

    En función de la actividad que se vaya a desarrollar, hay que tener en cuenta en primer lugar todo lo que la normativa vigente determina (CTE, normas municipales y/o autonómicas, etc.) y evaluar de este modo cuales van a ser las inversiones necesarias para adecuar el emplazamiento.

    Posteriormente a esto, realizar una selección de los posibles emplazamientos que se adaptan a las necesidades del negocio comparando características e inversión necesaria, permitiría poder tomar la decisión más adecuada en cuanto a la mejor ubicación para el negocio para solicitar la actividad.

    Una vez analizados los posibles emplazamientos sería el momento de plasmar en un plano la disposición de máquinas, mobiliario, enseres, materias primas, productos, etc. para optimizar el layout de nuestro negocio.

    Con todo esto, se estaría en condiciones de poder tomar la decisión adecuada sobre la elección correcta de la mejor ubicación para el negocio para solicitar la actividad. Saltarse algún paso previo o la lógica que esta secuencia recomienda, puede originar problemas a la hora de tramitar la licencia o la necesidad de acometer elevadas inversiones para cumplir con ciertos requisitos de índole normativa.