Empecemos a ahorrar en la factura de la luz

Empecemos a ahorrar en la factura de la luz

Durante las últimas semanas vamos de record en record con respecto al precio que el megavatio-hora (MWh) alcanza, lo que nos hace preguntarnos como empezar a ahorrar en la factura de la luz.

En alguna ocasión, ya hemos mencionado algún consejo para ahorrar en la factura de la luz. En ese momento el precio de mercado estaba a la mitad que en la actualidad. Es por ello que aún cobra más importancia tener en cuenta una serie de medidas que nos ayudarán a bajar el coste energético de nuestra vivienda, negocio, etc.

Condiciones del mercado energético

Hay cosas que poco o nada podremos hacer para ahorrar en la factura de la luz, y entre ellas, se encuentran las “reglas del juego” del mercado energético que nos suministra.

De todos es sabido que el precio de la energía en España se rige bajo el mercado OMIE, y como tal, obedece a una serie de condicionantes de oferta y demanda que determina el precio final de la energía.

Cuando miramos nuestras facturas de la luz, observamos que tenemos también unos costes de términos fijos de potencia que van fijadas por los costes de la infraestructura para llevar la energía desde su punto de generación hasta los distintos puntos de consumo.

Y por último, y como no podía ser de otra manera (…), tenemos una importantísima partida de tasas, impuestos y peajes que ayudan a engrosar el total de nuestra factura eléctrica.

Todos estos aspectos, se alejan del campo de actuación que nos ayudaría a ahorrar en la factura de la luz. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Definir necesidades de consumos y hábitos

Si somos capaces de elaborar un listado de aquellos aparatos, electrodomésticos, máquinas, etc., con las potencias que precisan e incluso determinar la frecuencia de uso de los mismos, podremos determinar cual es la potencia máxima requerida en nuestro hogar o negocio.

En función de la potencia contratada pagaremos más o menos término fijo. La definición de una correcta potencia necesaria puede suponernos una importante cantidad a ahorrar en la factura de la luz.

Para definirla, es importante tener en cuenta los hábitos del usuario y cuando se producen los consumos. Se pueden estudiar casos de no simultaneidad que permitirían organizar el consumo de la potencia contratada, no sobrepasándola y reduciendo así el coste del término fijo relacionado con la potencia.

Eficiencia energética de los aparatos instalados

Los electrodomésticos, las máquinas, etc., llevan asociados en su mayoría una calificación energética en función del consumo y emisiones de CO2.

Adquirir equipos que tenga unas menores necesidades energéticas, es por supuesto una importante medida para ahorrar en la factura de la luz. Por lo tanto, plantear la sustitución de otros más eficientes, sería una interesante acción a tener en cuenta. En ocasiones, los planes “renove” son una ayuda para este tipo de decisiones.

 

Es importante, que cuando nos enfrentamos a un nuevo proyecto, se piense en el impacto que el consumo energético tendrá a futuro. Desde el diseño de una nueva edificación hasta una pequeña reforma, pueden tener importantes diferencias de coste energético en función de como se planteen.

Un importante estudio se hace necesario si se busca optimizar el consumo.

¿Tienes en mente algún proyecto que quieras acometer? No dudes en contar con nosotros para optimizarlo desde el inicio.

SINGEMED – Servicios de Ingeniería y Gestión a Medida

Expertos en materializar sus proyectos y mejorar el día a día de su empresa

No hay comentarios

Escribe un Comentario